Queremos compartir esta entrada con todas las familias de nuestra comunidad educativa y con las familias de fuera también. Es un material con fines pedagógicos, con el mismo tono del que publicamos previamente en nuestro Blog Savanna donde se comparten sugerencias sobre cómo abordar con cada menor los momentos de crisis http://savannaschool.org/2018/05/14/bienestar-infantil-en-tiempos-de-protesta/

Cada familia está en su absoluto derecho de hablar con sus hijas e hijos lo que estime conveniente, sin embargo, es necesario que tomen en cuenta la etapa de vida en la que se encuentran los mismos puesto que algunos temas pueden son demasiado fuertes y complejos para las niñas y niños, sobre todo los de temprana edad.

Las escuelas somos responsables de pautar algunas recomendaciones que coadyuven a que la comunidad siga abrazando el respeto, mismo que en algunos casos tiene base en la dosificación de la información con la que nuestra infancia crece.

En tal sentido, las siguientes medidas nos parecen vitales para cometer este fin de protección familiar y escolar para la niñez:

  • Las niñas y niños pueden y deben tener información -de muchísimos aspectos- según su edad, puesto que el pensamiento crítico está estrictamente relacionado con su desarrollo etario.
  • Los actos de violencia no deben ser motivo de conversación con las y los menores, mucho menos si son demasiado descriptivos y explícitos. La prevención de la violencia en todas sus expresiones y las herramientas necesarias para que esta no les afecte sí es información que deben conocer de nosotros como personas adultas.
  • La política y los asuntos partidarios no deben ser temas que ocupen conversaciones familiares donde estén presentes niñas y niños.
  • Lo que las niñas y niños escuchan en sus hogares lo repiten en el colegio, por tanto, es vital que regulemos nuestras opiniones y el vocabulario que utilizamos para que las y los menores no las repitan delante de sus demás compañeritos y en los diferentes espacios donde conviven.

Esperamos estas pistas les ayuden a tener mayor claridad sobre qué decirles a las niñas y niños sobre los acontecimientos que las personas adultas generan en función de ellas, pero también queremos que sirva para que en caso de compartirles algún tipo de información, cómo lo deben hacer.

Recuerden que nuestras acciones como personas adultas no siempre son en función del beneficio de quienes están a nuestro cargo.